NAMASTÉ



"Yo honro el lugar dentro de ti donde el Universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad, y paz. Yo honro el lugar dentro de ti donde cuando tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en ese punto mío, somos sólo Uno."


Un día me levanté y ví que algo había cambiado a mi alrededor, en mi. Me inundaba una serena sensación de Paz y Amor por todo lo creado. Una simple florecilla me parecía entonces lo más hermoso y más grande en su perfección. La sonrisa de un niño, las lágrimas de un anciano... Mirarme a mi misma en el espejo... El mundo en sí parecía tener colores de recién pintado.

Al principio, yo no entendía a que podía deberse aquel cambio que sólo yo parecía ver. Nadie a mi alrededor parecía ser consciente de que todo a su lado brillaba de otra manera excepto yo. Llegue incluso a pensar si no estaría volviéndome loca, pero no. Simplemente había tomado conciencia de quien soy.

Poco a poco, al principio con paso inseguro y un tanto sola, fui iniciando mi camino. Buscaba a ciegas información en los sitios mas insospechados. Era como si una voz interior me guiase. (No puedo dejar de sonreír ante este comentario: "una voz interior".) Lejos estaba entonces de saber que era precisamente eso lo que me impulsaba a seguir.

Pronto comencé a conocer a gente que se encontraban en mi misma situación. Pronto comenzaron a aparecer en mi vida personas, Almas de Luz, que me fueron guiando, ayudando, consolando cuando tropezaba y caía y empujándome cuando parecía que iba a desistir en mi labor.

Comprendí que significaba haber DESPERTADO. Comprendí la tarea que tenía por delante para llevar a buen puerto la misión que se me encomendó. Aprendí lo ya sabido de nuevo, como si fuera de nuevo un bebe recién nacido. Viaje en mis sueños a las ciudades de sanación.

Ahora sé que soy Amor porque provengo del AMOR del PADRE y que como tal, estoy para difundir ese mismo Amor por todo lo que ÉL creó. Que mi meta está en ir evolucionando hacía la perfección y en ayudar a aquellos de nuestros hermanos que comiencen su caminar como un día fui ayudada yo.


*********


Por todo esto puedo y debo deciros:


Yo soy Drisana, la hija del Sol.


Ese es el significado de mi nombre, al menos el nombre más antiguo que recuerdo haber tenido en esta dimensión desde la primera vez que encarne en mi amada Lemuria.


En este aquí y ahora he vuelto de renacer, he despertado a la verdad y he recordado. Me he reconocido en cada un@ de mis herman@s. He reaprendido a amar al Padre-Madre y a toda su Sagrada y Divina Creación.


Y he sentido el llamado ancestral que anclado en lo más profundo de mi Esencia, me empuja a ayudar e iluminar desde la humildad de mi Ser y como persona humana, al resto de mis herman@s que ya están despertando.


Es tiempo de volver a Ser aquello que tan profundamente duerme dentro de nosotr@s. Tiempo de abrir los ojos del Alma, de avivar la llama imperecedera del AMOR Incondicional que se guarda en la cámara mas secreta de nuestros corazones. Tiempo de reconocer nuestra parte Divina. Tiempo de entender que como parte de la más Pura Luz del PADRE, tenemos un trabajo que hacer, una misión que cumplir.


Es tiempo de regresar al Hogar.


¡Despertar!


Llegó la hora de volver a ser Unidad con el UNO y de brillar con su Infinita Luz.


Desde la LUZ y con el AMOR más puro y profundo, os pido que repitáis conmigo:


YO SOY el/la que YO SOY y como tal me manifiesto en la Serena Paz, la Pura Luz y el Infinito Amor Incondicional del PADRE-MADRE.


YO SOY el/la que YO SOY



Que la LUZ del PADRE ilumine siempre nuestros corazones y junto con sus Ángeles y Arcángeles, seamos dignos y capaces de llegar al mismo centro de SU corazón,


La Paz y el Amor con nosotros.


Drisana

jueves, 17 de mayo de 2018

DESCANSA EN PAZ PAPÁ


DESCANSA EN PAZ PAPÁ

Hoy de madrugada mi padre abandonaba este plano y se disponia ha recorrer el último tramo del Camino, el que le lleva de regreso al Hogar. 

Descansa en paz, papá. En los corazones de los que aquí dejas y te amamos seguiras viviendo siempre y para siempre nos quedara tu recuerdo junto a nuestro eterno agradecimiento por todo el amor que en vida nos regalaste.

jueves, 10 de mayo de 2018

EL DESPERTAR (Programa de Televisión de Ángel Sanz Goena)


EL DESPERTAR
(Programa de Televisión)

Os comparto el video del último programa de televisión (Caminos Inexplorados - La 8 Zaragoza Televisión) de mi amigo y hermano en la Luz, Ángel Sanz Goena, donde entrevista a Theresa Pujadas Mora y nos hablan de EL DESPERTAR.

Recomiendo que lo veáis, es un programa muy interesante.

**Compartido con el permiso de Ángel Sanz Goena

ACEPTACIÓN: Otra oportunidad en la vida, por Merlina Meiler


ACEPTACIÓN:
Otra oportunidad en la vida,
por Merlina Meiler


Cuando sobreviene un gran disgusto, nos parece que todo está perdido. Sin embargo, la vida suele darnos lo que habitualmente se llama una segunda oportunidad. Además, es bueno saber que, en realidad, las oportunidades son muchas más que dos…

En la vida de toda persona se produce una gran debacle en algún momento. Al oír el diagnóstico de una enfermedad difícil, luego de una gran desilusión sentimental, la muerte de alguien cercano, a causa de una iniciativa comercial frustrada o alguna situación de este tenor, la primera percepción suele ser que ahí se termina todo. El fin del mundo acaba de anunciarse para nosotros. Vemos imposible volver a levantar cabeza, nos parece estar en un callejón sin salida, con acceso vedado a la felicidad.

La primera etapa por lo general es la negación: a mí no me puede estar pasando esto, hay una equivocación, el teléfono va a sonar y ese llamado va a terminar con la angustia que siento. La negación es una respuesta instintiva a la desesperanza. Nuestro mecanismo de supervivencia lucha contra la agresión provocada por noticias angustiantes, tratamos con todo nuestro empeño que no sea verdad lo que está aconteciendo.

Suele manifestarse cierta depresión, ya que en un principio no se vislumbra la salida, y si se llegara a tener idea de cómo dejar atrás la debacle, la solución muchas veces suele no ser instantánea y requerir un gran esfuerzo. Algunas personas fluctúan entre períodos de depresión y otros de exaltación en los que tratan de llevarse el mundo por delante y creen que así la situación cambiará mágicamente.

En este punto cabe señalar que no hay actitudes buenas o malas, en los momentos de crisis reaccionamos como podemos y es positivo permitirnos que así sea.

Lo que produjo la debacle fue un proceso, el salir de ella, también lo será. Es bien posible hacer el intento ¡y tener éxito!. “Nada es permanente, todo se transforma”, reza una ley física. Vale la pena vivir y apostar al futuro, donde nos esperan un sinnúmero de posibilidades variadas en todos los campos. Una excelente manera de descubrir nuevamente la claridad es con compañía, o sea, hay que tener en cuenta que pedir ayuda a quien creamos conveniente es clave es este momento.

Para transitar el proceso de salida de esta situación tan dura, primero es necesario aceptarla. La aceptación implica entender cabalmente que, en efecto, esto tan temido o completamente inesperado tuvo lugar, y nos está sucediendo a nosotros. Aunque no lo merezcamos, no queramos o no sepamos qué hacer, sí, nos está pasando. En la medida que podamos, a nuestro tiempo, describamos la situación en primera persona. Una vez que nos acostumbremos a esta nueva realidad, el dolor irá quedando atrás.

Aceptación implica también perdonarnos incondicionalmente. Por los alertas que no quisimos o no pudimos ver. Por la negligencia o la extrema inocencia con la que actuamos. Por haber confiado a ciegas en nosotros mismos o en otra persona. Por no haber escuchado lo que nos decían, o por haber callado nuestras propias voces internas.

La aceptación es el puente que nos lleva del dolor a la paz interior. Nos conecta con nuestra condición de seres humanos, falibles, con errores y defectos, al igual que todas las personas que nos rodean. Asumir los errores como propios nos aporta claridad de conciencia. El autoconocimiento es esencial en la búsqueda del equilibrio psicofísico.

El aceptar el momento presente abre las puertas hacia otra oportunidad en la vida. Al entender exactamente qué sucede operamos en la realidad, y así contamos con la mejor predisposición interior para ver el abanico de posibilidades que se abre delante nuestro. De este modo lograremos las modificaciones de rumbo que deseamos. Todos tenemos la capacidad de procurarnos un futuro mejor. Cada día puede significar una nueva oportunidad, y trasformarse en un nuevo comienzo y en el primer paso hacia un futuro promisorio, si así lo decidimos.

Merlina Meiler


miércoles, 9 de mayo de 2018

SOBRE DEJAR IR...


SOBRE DEJAR IR...

Hay que dejar ir a quien nunca hizo nada para quedarse

Hay que dejar ir a quien nunca hizo nada para quedarse, a esas personas de sentimientos temporales que nos hicieron invertir tiempo e ilusiones. Dejar ir requiere valentía, pero lejos de aceptarlo como un final, debemos verlo como el principio de algo nuevo.

Imagen de Mila Marquis


¿Quién no se ha visto obligado en alguna ocasión a tener que cerrar una etapa de su vida? 

En ocasiones lo llaman “cerrar círculos“.

No obstante, esta idea de la circularidad más que darnos la visión de algo que se cierra con un inicio y un final, nos hace visualizar más bien una entidad que nunca termina, como una especie de uróboro o eterno retorno. Debemos ver esas etapas de nuestra vida como una línea por las que avanzar, por las que fluímos a medida que crecemos.

Y para crecer, nos desprendemos de ciertas cosas, a la vez que ganamos otras. La vida es un avance imparable que nos abruma y que nos quita el aliento, y de nada nos vale quedarnos encallados en algo o alguien que nos hunde hacia abajo como la piedra que cae por un pozo.

Quien no nos reconoce, quien nos hace daño y erosiona nuestro ser, nuestra esencia como persona, está vulnerando nuestro crecimiento.

Ahora bien, puede que nos cueste darnos cuenta, que no deseemos verlo durante un tiempo, pero la infelicidad es algo que nadie puede esconder. Duele, marchita y nos apaga. Así que no lo permitas. En la vida siempre llega un momento en que es mejor soltar, dejar ir…

Hay que dejar ir hasta a quien nos abandonó

El dejar ir, el cerrar una etapa de nuestra vida no se refiere solo a decir adiós a quien comparte vida con nosotros, en un acto de decisión o valentía.

Es posible que no seas tú quien abandona, puede que en realidad, hayas sido el abandonado. 

En este caso, la idea de soltar, de asumir esa ruptura y avanzar de nuevo hacia delante, es algo vital.

Imagen de Shawna Erback


Debemos dejar ir a quien nos ha abandonado, porque de no hacerlo, seguiremos aferrados a un sinfín de emociones negativas que nos van a herir cada día más. Y los responsables, seremos en esta ocasión nosotros mismos.

Cerrar ese ciclo de nuestra vida en el cual existe aún el dolor desgarrador del abandono, requiere tiempo. El duelo debe vivirse, llorarse, asumirse y más tarde, aceptar lo ocurrido hasta lograr llegar al perdón. Una vez cauterizada la herida y cuando nos encontremos libres de cargas al haber podido perdonar, nos sentiremos más ligeros para dejar ir con la máxima plenitud.

Un abandono es la ruptura de un vínculo, y como tal debemos “retornar” hacia nosotros mismos.

Hasta no hace mucho dicho lazo se nutría del amor hacia esa relación. Ahora, roto ya el cordón umbilical debemos reeencontrarnos, cuidarnos a nosotros mismos, atendernos para reforzar ese vínculo con nuestra autoestima para volver a mirar hacia delante. 

Fortalecidos.

No alimentes nostalgias, no focalices tu mirada en el ayer porque el pasado ya no existe, se fue, no está… Y recuerda sobre todo que quien vive de la nostalgia no hace más que alimentar el sufrimiento, y “aferrarse” mientras idealiza un pasado dejando que se pierda su presente. Su oportunidad de ser feliz “aquí y ahora”.

Hay que dejar ir sin resentimientos

Imagen de Lucy Campbell


Quien alimenta la rabia, el despecho y el resentimiento se vuelve prisionero de quien le hizo daño. Es así de sencillo y así de contundente. Quien te provoca la ira y focaliza todo tu desprecio, te hace ser un eterno cautivo de tus propias emociones negativas.

Perdonar no es fácil. En ocasiones asumimos que el perdón es una renuncia a nosotros mismos, que es como claudicar y vernos como víctimas. Nada más lejos de la realidad.

Para perdonar debes conseguir de nuevo tener confianza en ti mismo. Nadie es tan fuerte como la persona que es capaz de conceder el perdón a quien le hizo daño porque demuestra a su vez, que ha superado el miedo, que ya no teme al enemigo y que se siente más libre.

El desprendernos de los resentimientos y la rabia nos devuelve a nuestro estado inicial, nuestro corazón vuelve a sanarse y deja de lado esas emociones negativas. Solo entonces el acto de “dejar ir”, se convierte en algo más fácil de conseguir. a la vez que liberador.

No inviertas tiempo en quien ya no lo merece, en quien no hizo nada para quedarse a tu lado, o en luchar por ti. Ábrele el camino y ofrécele libertad, déjalo ir. Porque no merece la pena luchar contracorriente, porque toda puerta que se cierra, es una oportunidad que se abre.

Cortesía imagen: Mila Marquis, Shawna Erback, Lucy Campbell

Fuente: http://rincondeltibet.com/blog/p-hay-que-dejar-ir-a-quien-nunca-hizo-nada-para-quedarse-607

CAMINOS PARA APRENDER A SER FELICES, por José Luis Martín Descalzo


CAMINOS PARA APRENDER A SER FELICES,
por José Luis Martín Descalzo

"Los humanos no nacemos felices ni infelices, sino que aprendemos a ser una cosa u otra y que, en una gran parte, depende de nuestra elección el que nos llegue la felicidad o la desgracia. No es cierto, como muchos piensan, que la dicha pueda encontrarse como se encuentra por la calle una moneda o que pueda tocar como una lotería, sino que es algo que se construye, ladrillo a ladrillo, como una casa. La felicidad nunca es completa en este mundo, pero, aun así, hay raciones más que suficientes de alegría para llenar una vida de jugo y de entusiasmo y que una de las claves está precisamente en no renunciar o ignorar los trozos de felicidad que poseemos por pasarse la vida soñando o esperando la felicidad entera. No hay recetas para la felicidad porque no hay sólo una, sino muchas felicidades, y cada hombre o mujer debe construir la suya... No obstante, sí hay una serie de caminos por los que se puede caminar hacia ella:

1. Valorar y reforzar las fuerzas positivas de nuestra alma. Descubrir y disfrutar de todo lo bueno que tenemos. Sacar jugo al gozo de que nuestras manos se muevan sin que sea preciso para este descubrimiento las manos muertas de un paralítico.

2. Asumir después serenamente las partes negativas de nuestra existencia. No encerramos masoquísticamente en nuestros dolores. No magnificar las pequeñas cosas que nos faltan. No sufrir por temores o sueños de posibles desgracias que probablemente nunca nos llegarán.

3. Vivir abiertos hacia el prójimo. Pensar que es preferible que nos engañen cuatro o cinco veces en la vida que pasamos la vida desconfiando de los demás. Tratar de comprenderles y de aceptarles tal y como son, distintos a nosotros. Pero buscar también en todos más lo que nos une que lo que nos separa. Ceder siempre que no se trate de valores esenciales con nuestro egoísmo.

4. Tener un gran ideal, algo que centre nuestra existencia y hacia lo que dirigir lo mejor de nuestras energías. Caminar hacia él ince­santemente, aunque sea con algunos retrocesos. Aspirar siempre a más, pero no a demasiado más. Dar cada día un paso. No con­fiar en los golpes de la fortuna.

5. Creer descaradamente en el bien. Tener confianza en que a la larga -y a veces muy a la larga- terminará siempre por imponerse. No angustiarse si otros avanzan aparentemente más deprisa por caminos torcidos. Creer en la también lenta eficacia del amor. Saber esperar.

6. En el amor, preocuparse más por amar que por ser amados. Estar siempre dispuestos a revisar nuestras propias ideas, pero no cambiar fácilmente de ellas.

7. Elegir, si se puede, un trabajo que nos guste. Y, si esto es imposi­ble, tratar de amar el trabajo que tenemos, encontrando en él sus aspectos positivos.

8. Revisar constantemente nuestra escala de valores. Cuidar de que el dinero no se apodere de nuestro corazón, pues es un ídolo difícil de arrancar de él cuando nos ha hecho sus esclavos.

9. Descubrir que Dios es alegre, que una religiosidad que atenaza o estrecha el alma no puede ser la verdadera, porque Dios o es el Dios de la vida o es un ídolo.

10. Procura sonreír con ganas o sin ellas. Estar seguros de que el hombre es capaz de superar muchos dolores, muchos más de lo que él mismo sospecha.”



José Luis Martín Descalzo


Fuente:http://meditaldia.com/

martes, 8 de mayo de 2018

Yo Soy, por Maria Corbí


Yo Soy,
por Maria Corbí


Sumérgete profundamente en la "Sensación de existir" que se muestra como "Yo Soy".
Veras que esa sensación es la primera que aparece. Contemplala con calma.

Esa sensación de existir está siempre presente, pero está recubierta de todo tipo de cosas tales como soy este cuerpo, estos sentimientos, estos pensamientos, opiniones, posesiones.
Esos revestimientos te inducen a creerte lo que no eres.

Lo que existe es "El existir", no cosas que existen.
Y tu eres ese "Existir".

Observa ese "Yo Soy", esa sensación de existir con todos sus revestimientos. La realidad de tu ser, que es el existir, está detrás de todos ellos y es todos ellos.
Si permaneces tranquilo y en silencio, emergerá, lo invadirá todo y te acogerá.

Rechaza todo pensamiento, excepto uno: "Soy".
Al principio la mente se mostrará incapaz de permanecer fijada sobre ese único pensamiento, pero con el tiempo se calmará y se concentrará.

Esa actitud te llevará al fondo de ti mismo, a la fuente de donde brota toda realidad y todo sentido.



Maria Corbí

sábado, 5 de mayo de 2018

MENSAJE DE METATRÓN: Pronto aparecerá un sonido cristalino y lleno de esperanza


MENSAJE DE METATRÓN: 
Pronto aparecerá un sonido cristalino y lleno de esperanza



Saludos Maestros, soy Metatrón, Ángel de Luz, en compañía de Tyberonn del Servicio de Cristal.

Queridos Humanos, de todas las creaciones artísticas ofrecidas a las almas del Cosmos, del Omniverso viviente y del Omni de la Tierra, ninguna es tan beneficiosa como la expresión musical. Algunas formas de música clásica y “New Age”, como ustedes dicen, realmente estimulan y regeneran la fuerza de la vida y la sincronización celular en el cerebro y el cuerpo humano. Al hacerlo, este modelado musical cristalino impulsa el cuerpo, la mente y el alma.

También equilibra y estimula el sistema de chakras




Los humanos que escuchan regularmente música armoniosa, permanecerán en buena salud física y mental por más tiempo que aquellos que no lo hacen. Estos ritmos musicales son códigos de creación que reviven las células del cuerpo humano y mejoran las respuestas cognitivas del cerebro. Algunas formas de música preservan la función cognitiva y reducen la degeneración neurológica a lo largo del viaje biológico.

Uno de los ejemplos extraordinarios de este modelado musical es la Oda a la Alegría de la Novena Sinfonía de Beethoven, no sólo del armonioso flujo de notas interpretadas por la orquesta, sino también de las voces humanas del coro. Contiene todos los códigos de creación. Si se pudiera “ver” la música en sus dimensiones físicas, esta sinfonía revelaría, de principio a fin, el complejo movimiento, la totalidad de los colores y formas de estos códigos.

La música y el sonido puro equilibran las tres partes humanas y conducen a una mejor alineación de los 33 chakras, una mejor comunicación y una conciencia superior. Las sociedades más antiguas y avanzadas eran muy conscientes del poder regenerativo y curativo de la música armoniosa como fuerza de vibración geomatemática.

Sanación Natural por Sonido




Actualmente se utilizan productos químicos para el tratamiento de enfermedades físicas y mentales. Les aseguramos que las civilizaciones más avanzadas de la Atlántida, Rama y Mu usaron el sonido para esto. Los sonidos naturales crean un estado de bienestar. Te sientes más tranquilo, más relajado, cuando estás en la playa escuchando el sonido rítmico de las olas, duermes mejor y más profundamente cuando llueve. En la naturaleza, la mente se libera y permite una terapia profunda del alma y es que la mente consciente ya no trata de alejar los pensamientos de la ansiedad, sino que desencadena un flujo liberador de ideas e imágenes “a medida” que proporcionan la solución, la terapia, adaptada a cada escenario individual.

Somos conscientes de que para muchos de ustedes en este momento no es fácil incluir caminatas por la naturaleza en su horario. Y si este es tu caso, la música como la Oda a la Alegría puede jugar el mismo papel y también traerte otros beneficios que son específicos de esta extraordinaria composición musical. Cuando te sientes ansioso o deprimido, la música clásica o natural te hará más bien que cualquier remedio químico “artificial”

Estos sonidos ayudan a alcanzar un estado mental más elevado para analizar problemas, explorarlos y alcanzar soluciones personales




Desafortunadamente, la mayoría de los humanos hoy en día están programados para creer en terapias químicas que temporalmente enmascaran problemas, privando así a cada individuo de los tratamientos naturales disponibles. Querido Humano, la terapia de sonido es poderosamente beneficiosa y sorprendentemente efectiva porque actúa en tu campo del aura y en lo que se puede llamar el Mer-Ka-Na, el Cuerpo de Luz Cristalina. Entender el mantenimiento del Aura en buenas condiciones es esencial para alcanzar la elevación dimensional del planeta y alcanzar la conciencia multidimensional.

En este nuevo tiempo, en este amanecer de la Era Cristalina, debes estar vigilante y avanzar con esperanza, porque a medida que se avanza hacia el 2038, la quinta “raza raíz” de la biología cristalina comienza a transformar a la humanidad. Esto requerirá acceso al Sea-Ka-Na, por lo que su esfuerzo disciplinado es requerido en este cambio.


Soy Metatrón. Siempre estamos contigo y eres profundamente amado.



AUTORA: Lurdes Sarmiento redactora en la gran familia de hermandadblanca.org